Lesiones más frecuentes en el teletrabajo

En un post anterior, os dábamos consejos para prevenir las lesiones producidas durante el teletrabajo, pero… ¿Cuáles son las lesiones más frecuentes en el teletrabajo? ¡Hoy os lo contamos!

Como decíamos son muchas las lesiones que se originan a raíz de las malas posturas corporales durante el teletrabajo. Dolores de espalda, cuello, hombros, muñeca… El teletrabajo los ha disparado, especialmente los dolores de cervicales.

¿Cuáles son las lesiones más frecuentes en el teletrabajo?

  • La cervicalgia es una sobrecarga que afecta a la nuca y puede llegar a alcanzar la cabeza y el dorso. Hablamos de una patología relacionada no únicamente con trabajos en los que se realizan posturas forzadas, sino también con trabajos sedentarios, movimientos repetitivos y falta de pausas en el trabajo.
  • El codo del programador es muy similar al codo de tenista, ambos provocan alteraciones de las vértebras cervicales y dolores en el codo. Se produce al manejar el ratón y el teclado, ya que sometemos el codo a movimientos repetitivos de los tendones del mismo.
  • El dolor en la zona dorsal o dorsalgia es consecuencia de las malas posturas adoptadas durante largas jornadas de teletrabajo. Este dolor aparece al sostener los hombros encogidos, lo que provoca que la espalda se curve más de lo normal.
  • La inflamación de las articulaciones desemboca en artritis. Para evitar esta enfermedad es fundamental realizar movimientos de las articulaciones y estiramientos de los músculos.
  • La lumbalgia es otra de las lesiones más frecuentes en el teletrabajo y aparece como un dolor en la zona baja de la espalda por las malas posturas y el largo periodo de tiempo sentados sin cambiar de postura.
  • Por su parte, los malos movimientos del cuello y la inflamación de los nervios cervicales provocan tortícolis. Es una lesión bastante molesta ya que produce una inmovilización del cuello hacia un lado.
  • Una movilización excesiva de la muñeca, codo y hombro por las malas posturas en el ordenador generan tendinitis.
  • Por último, la lesión del túnel carpiano se origina por la compresión del nervio mediano de la muñeca. Esto ocurre por el continuo apoyo que hacemos de la articulación sobre el escritorio y el uso del ratón. Por ello, es importante tener en cuenta la posición tanto de la mano como del brazo y el antebrazo a la hora de teletrabajar.

El papel de la fisioterapia en estas lesiones

Aunque abruman tantas lesiones, tiene solución. Eso sí, es imprescindible acudir a un fisioterapeuta que nos ayude a rebajar la sobrecarga muscular originada del teletrabajo.

No obstante, os damos algunos consejos para empezar a combatir las lesiones más frecuentes en el teletrabajo. Como os contábamos, lo más importante es no permanecer un exceso de tiempo en la misma posición. Para ello, debemos llevar a cabo pequeños estiramientos.

Además, para prevenir los dolores cervicales, desde Clínica Trajano, clínica de fisioterapia en La Algaba (Sevilla), recomendamos hacer un estiramiento de trapecios y relajar los hombros, nunca mantenerlos en tensión. Todo esto podemos hacerlo sin levantarnos de la silla, inclinando el cuello hacia un hombro y de forma suave y delicada sujetándolo con la mano, manteniendo el cuerpo relajado y controlando la respiración. Para los hombros podemos hacer pequeños círculos sobre ellos hacia delante y hacia atrás.

¿Y las dorsales? Un ejercicio eficaz para las dorsales consiste en juntar las manos hacia delante estirando los brazos, inclinándose hacia delante también y curvando espalda, haciendo una “C”. De forma inversa, estiraremos atrás los brazos y juntaremos las manos, sacando pecho.

Para combatir los dolores de lumbares, efectuaremos una rotación de tronco, levantándonos y girando sobre nosotros mismos únicamente el tronco.

Estiraremos las muñecas juntando las manos y ejerciendo presión una con otra. También podemos realizar movimientos circulares.

Sentados en la silla, colocaremos un pie sobre la rodilla contraria y nos inclinaremos hacia delante. Repetiremos el movimiento con el otro pie.

¿Qué tal estos ejercicios? Si no te ves capaz de realizarlos, en Clínica Trajano estamos a tu disposición para ayudarte. Solo tienes que ponerte en contacto y te daremos cita para una sesión.

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *