Lesiones derivadas del teletrabajo, ¿cómo evitarlas?

¡Bienvenidos al blog de Clínica Trajano, clínica de fisioterapia en La Algaba! En el post de hoy queremos hablaros acerca de un tema que está a la orden del día: lesiones derivadas del teletrabajo. A raíz de la pandemia, son muchas las personas que han tenido que incorporar a sus vidas una nueva forma de trabajar. El teletrabajo se ha convertido en la opción más viable para muchas empresas, sin embargo, se trata de una manera de trabajo que trae consigo numerosas consecuencias, pudiendo provocar dolores e incluso lesiones de espalda y columna.

¿Cómo prevenir lesiones derivadas del teletrabajo?

El teletrabajo implica pasar largo tiempo sentados con un ordenador en la mesa. El punto de partida es, por tanto, contar con una postura corporal correcta. Si no tenemos una buena postura, nuestra salud se verá afectada negativamente.

Cierto es que ante tantas horas de trabajo y concentración en una silla necesitamos estar cómodos, pero es importante dar prioridad a la salud de la columna y otorgarle a la higiene postural la importancia que se merece.

Para ello, debemos apoyar la espalda sobre el respaldo de la silla, así como mantener rectos la cabeza y el cuello. Hombros y brazos han de estar relajados sobre la mesa y el teclado, evitando la realización de movimientos bruscos.

No debemos olvidar tampoco la posición de nuestros pies. Tendrán que estar en contacto con el suelo, en ángulo de 90º. Debemos huir de las piernas cruzadas para no comprimir el sistema nervioso y circulatorio. Como decimos, las piernas cruzadas se relacionan con problemas de presión sanguínea y pueden desembocar en la aparición de varices.

La importancia de una buena silla

Otro elemento igual de importante es contar con una buena silla ergonómica. ¿Qué debemos tener en cuenta a la hora de elegirla? Pues que sea saludable y permita una adaptación total para el usuario tanto de la altura como del respaldo. Que sea giratoria es un plus, ya que nos va a permitir la movilidad y los giros.

Respaldo ergonómico y reposabrazos terminan de completar la silla perfecta para el teletrabajo, previniendo dolores en el área cervical.

La colocación del ordenador

He aquí otra de las herramientas indispensables del teletrabajo: el ordenador. El ordenador debe situarse justo enfrente de la persona, a la altura de la vista, a una distancia de entre 40 y 90 centímetros. La mesa no debe ser ni muy alta ni muy baja, para evitar una sobrecarga en nuestros hombros. En este caso, podemos recurrir a la colocación de materiales de oficina debajo de la pantalla, como pueden ser libros o paquetes de folios.

Asimismo, recomendamos el empleo de un ratón con la mayor comodidad posible, que se adapte bien a la mano y la muñeca. Podemos usar una alfombrilla que reduzca el cansancio de la mano y evitar así daños en el túnel carpiano.

Aumenta la actividad física durante el teletrabajo

Una vez creado un buen espacio de trabajo, es fundamental también levantarse de vez en cuando y dar pequeños paseos para mover las piernas y que haya movimiento sanguíneo.

Debemos tener en cuenta que estamos sentados en una silla y que cualquier movimiento diferente a este último será bueno para nuestro cuerpo.

Además, al terminar la jornada, es crucial distraer la mente y desconectar, a través de alguna rutina de estiramiento y saliendo de casa para dar un paseo pequeño, ya sea para sacar a nuestra mascota, ir a la compra, tirar la basura, etc.

Pero… ¿y si con todo ello no podemos evitar estas lesiones derivadas del teletrabajo? En un post próximo os contaremos cuáles son las lesiones más frecuentes a raíz del teletrabajo y cómo combatirlas gracias a la fisioterapia.

Por último, recordad que podéis pedir cita a través de nuestro formulario de contacto. ¡Hasta pronto!

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *